Diseño de sonido en lógica: ¿Cómo hacer que la música rock suene poderosa?

El sonido de la música rock es, sin duda, un sonido particular dentro de los demás estilos musicales.

Sin embargo, la creatividad necesaria para realizar un diseño de sonido que resulte en un producto no solo agradable al oído del público al que se dirige, sino que sea lo suficientemente atractivo para no fracasar comercialmente, es algo importante.

El proceso del diseño de sonido

El diseño de sonido implica el arte de elaborar una composición tal como lo tenga pensado el diseñador en función de la obra que se quiera realizar y el mensaje que se quiera transmitir.

Puede aplicarse al campo de las películas, de la televisión, del teatro, así como también, por supuesto, tiene que ver con las obras musicales. El rock no es una excepción.

El diseño de sonido no depende de los instrumentos

El diseño de sonido es un evento que comienza con la creatividad del diseñador. El diseñador primero reSound designcrea mentalmente cuál es el sonido que quiere crear y, luego recién, piensa en qué tipo de instrumentos, objetos o aparatos necesita para crear el sonido que ha concebido mentalmente.

Tal como comenta Scott Marin Gershin, a pesar que la tecnología con la que se contaba en los 50s ha cambiado respecto a la tecnología con la que se cuenta actualmente, lo primero es saber qué tipo de sonido se quiere crear.

Diseño de sonido: características específicas en el caso del rock

En este caso son el productor de grabación así como el ingeniero de grabación los que juegan un rol fundamental en el proceso.

El productor de grabación es el encargado de exigir de los artistas el sonido exacto que deben producir con los instrumentos, aunque en ocasiones se requiera la intervención de personas aún más especializadas en el asunto de la creación de un efecto musical específico.

El ingeniero de grabación, por su parte es el encargado de lograr que estos sonidos queden grabados a la perfección en los medios necesarios para su posterior utilización.